Tips para prevenir las lesiones más frecuentes en el balonmano

Tras realizarse por primera vez en Madrid, la técnica se ha empleado con éxito en Castilla-La Mancha

Tips para prevenir las lesiones más frecuentes en el balonmano

Tras realizarse por primera vez en Madrid, la técnica se ha empleado con éxito en Castilla-La Mancha

El balonmano es un deporte en el que nuestro país destaca. España ha sido campeona del mundo y de Europa en varias ocasiones. El equipo masculino, los llamados hispanos, se están jugando el pase a los JJOO de París.

Es un deporte que conocemos bien y que se distingue por ser una disciplina deportiva de contacto y exigente, lo que puede conllevar el desarrollo de numerosas lesiones para sus jugadores, tanto si son amateur, como si son profesionales, explican desde Quirónsalud Proveedor Médico Oficial de la Real Federación Española de Balonmano.

En este sentido, el doctor César Flores, jefe asociado de Traumatología y Cirugía Ortopédica de Olympia Quirónsalud, destaca que su práctica, tal y como reflejan algunos estudios, ha llegado a ser incluso la segunda mayor causa de lesiones deportivas en Europa, con una incidencia de 10 lesiones por cada mil horas jugadas, mientras que, por ejemplo, cita que el fútbol presenta una incidencia de 8 lesiones por cada mil horas de exposición.

El balonmano es un deporte muy lesivo al ser un deporte de contacto. En general, balonmano, rugby, o fútbol son muy lesivos”, subraya este especialista. Eso sí, mantiene que la afectación silenciosa más importante en el balonmano es la artrosis, sobre todo en las rodillas, por el desgaste tan importante al que se les somete y las lesiones que en ella se producen fruto de esos cambios de dirección, o saltos repetidos en esta disciplina deportiva.

Así, el jefe asociado de Traumatología y Cirugía Ortopédica de Olympia Quirónsalud resalta que, para que el cuerpo rinda al máximo en el balonmano, y al igual que en el resto de disciplinas deportivas, hay tres pilares fundamentales: buen entrenamiento, buen descanso y buena alimentación.

Cuidado con las manos

“El balonmano es un deporte muy completo, en el que intervienen la mayoría de músculos del organismo, tanto del miembro inferior como del miembro superior”, subraya el doctor César Flores.

Aquí mantiene que la lesión más frecuente tiene lugar en los dedos de las manos. No obstante, concreta que las tres lesiones más frecuentes en el balonmano, tanto si se es amateur como profesional, y por orden de frecuencia son:

1º Artritis traumáticas de interfalángicas de los dedos de las manos.

 Esguinces de tobillo.

3º Roturas fibrilares.

Las artritis traumáticas de interfalángicas de los dedos de las manos, como su nombre indican, se deben a traumatismo en los dedos, bien causados por el balón (o más frecuente), como por el contacto con algún oponente, o con el suelo”, resalta este traumatólogo.

Los esguinces de tobillo, dice este especialista, “habitualmente se producen por la recepción de un salto sobre el pie de un contrario, porque que te caiga un oponente sobre el tobillo, o porque la zapatilla se te quede enganchada con el suelo (habitualmente en pistas de goma) por el uso de la resina”.

Además, “las roturas fibrilares se deben habitualmente a contracciones violentas o a estiramientos. También se pueden producir cuando se somete a éste a una carga excesiva cuando está fatigado”, advierte el especialista de Olympia Quirónsalud.

¿Cómo prevenirlas?

Con todo ello, este cirujano ortopédico y traumatólogo ve difícil prevenir cualquier lesión en el balonmano al ser un deporte tan exigente y de contacto: “La prevención de las artritis traumáticas es complicada porque al ser un deporte de contacto es muy complicado que no ocurra”.

Con respecto a los esguinces de tobillo, dice el doctor Flores que se suelen realizar ejercicios de propiocepción y de potenciación de los músculos peroneos, puesto que si estos están debilitados se puede favorecer la lesión.

A su vez, y a la hora de evitar las roturas fibrilares, recomienda este experto de Olympia Quirónsalud:

  • Buena hidratación, con agua y electrolitos.
  • Buena elasticidad.
  • Calentar adecuadamente antes de hacer ejercicio.
  • Realizar fisioterapia cuando la sobrecarga muscular lo requiera.
Idiomas